lunes, 19 de noviembre de 2012

EL 14 N EL TRIUNFO DE LOS QUE NO SE RESIGNAN

El 14 N fue una huelga no sólo en contra de los recortes del Gobierno, fue una huelga para callar a los aguareros de la mayoría de los medios de comunicación que pretenden transmitir que no existen otras medidas razonables que las del Gobierno;   fue una reacción social utilizando a los Sindicatos como la vehiculización de sus demandas.  Pero eminentemente fue una huelga sindical, hecha por muchos trabajadores y trabajadoras que dieron un día de su salario no sólo para decirle al gobierno: "así no"; sino que también fue un acto de solidaridad con los jóvenes y con los desempleados que para protestar de su situación no pueden ejercer el derecho constitucional a la huelga. 

Resulta cómico ó patético según se mire,  como los medios de comunicación del ámbito de la derecha recogen la masiva asistencia a las manifestaciones.   Cuando mienten tan descaradamente y cuando siguen atacando al movimiento sindical, no cabe otra interpretación, que las movilizaciones les están haciendo daño.

Y ahora ¿qué?

Los Sindicatos hemos iniciado una hoja de ruta que tenemos que seguir para ir sumando y contrarrestar de esa forma la política económica del Gobierno e impidir a través de las movilizaciones que sigan recortando.   
Hay que seguir reivindicando en el campo político la celebración de un "Referendun" para legitimar las políticas del Gobierno, ya que todas estas medidas no las contemplaba el programa del PP, o decía todo lo contrario.   Tenemos que seguir construyendo en Europa a través de la CES un discurso y una movilización sindical de caracter europeo.   Tenemos que seguir sumando a través de la "cumbre social" con organizaciones sociales que unan sus reivindicaciones a las sindicales.    Y cómo me temo que esto va para largo las movilizaciones han de ser imaginativas y no abusar de las convocatorias de huelgas que merman el poder adquisitivo de los trabajadores.    No obstante el futuro nos irá marcando el campo de juego.

Desde FETE agradecemos el seguimiento de la huelga en el sector de la enseñanza.   Muchos compañeros hartos de la situación han secundado la huelga de los Sindicatos Confederales dándole la espalda a los Sindicatos corporativos que no la secundaron, según ellos, por ser política.

Y para acabar quisiera decir que yo participé en piquetes toda la noche y por la mañana,  fueron piquetes con mucha  gente cuya presencia informaba a los ciudadanos de la necesidad de la huelga.  Sin embargo quiero dejar claro que rechazo la violencia informativa; las pintadas en tiendas particulares pequeñas;  ...