Ir al contenido principal

El MIR (DIR) y la Formación Inicial del Profesorado.

El término MIR tiene connotaciones de éxito al compararlo con el MIR sanitario.  Nadie duda de la rigurosidad y de la calidad en la formación profesional que nuestros médicos tienen que pasar y no sólo en las facultades de medicina sino también en las prácticas sanitarias que tienen que realizar en los hospitales.  Eso es una realidad y, además, está el reconocimiento de esta profesión en los países de la UE, como lo demuestra el hecho de que son los profesionales españoles más demandados en Europa. 
Es difícil trasladar el método sanitario a la educación (aunque el debate está abierto), sin embargo es bueno analizarlo y sacar conclusiones para adaptar a la educación los muchos aspectos positivos que tiene.  El más importante es poner en valor las prácticas en la formación inicial, aspecto que se diferencia y en mucho de la profesión docente.  Sin embargo el MIR también tiene problemas al menos aspectos mejorables y en educación se deben tener en cuenta para no cometer los mismos errores.  En el MIR sanitario los estudios de la carrera sólo tienen un peso del 10%, mientras que el 90% corresponde al peso de un exámen concreto, que en muchos de los casos los alumnos se prepara a partir de tercero de carrera.  En la formación intervienen tres administraciones (Universidad, Administración y Hospitales) y queda patente la escasa coordinación que mantienen entre ellas y en muchas ocasiones esa falta de colaboración la sufre el propio alumno en formación.  Se ve la necesidad de potenciar la formación en base a la innovación, complementando las prácticas con la asistencia a las clases de la Facultad, es decir, trasladar la idea de conjugar formación y prácticas (como ya se viene realizando en otras etapas educativas con relativo éxito, es el caso de la FP Dúal).
Con respecto al grado que se imparte en las Facultades de Educación se debería revisar y actualizar (según Carmen Fernández profesora y tutora de  Facultad de Educación) las especializaciones en los últimos años de carrera, aum,entar los recursos y tiempos de tutorización así como buscar una mayor homogeinización de los grados a nivel estatal.
La tutorización de los alumnos en prácticas es clave en la formación del futuro profesional, y en la actualidad no son valoradas por el profesorado de las Facultades de Educación ni por la Administración como lo demuestra el hecho de que asumen esta responsabilidad el profesor con menos experiencia, al no tener esta actividad una buena valoración no se ocupan de las prácticas los profesores más cualificados.  Además para realizar esta actividad el profesorado de las Facultades de educación no disponen de recursos necesarios para realizar esta función ni por supuesto del tiempo necesario para orientar, guiar y controlar al alumnado que en teoría tutorizada.  El alumno de esta forma, el escaso tiempo que le dedica a las prácticas en la carrera queda al buen (o mal) criterio que le puede aportar el profesorado titular de la plaza en donde realiza sus prácticas.
El profesorado que acoge alumnos en prácticas (tanto alumnado de las Facultades como alumnos en prácticas de oposición) debe ser un profesorado que investigue, realice proyectos innovadores y se caracterice por realizar buenas prácticas escolares, y además  participe de forma voluntaria (a través de un concurso de méritos) en ayudar a ser profesor al alumno.  Para ello debe reconocerse su labor y no sólo económicamente sino como mérito dentro de la futura carrera profesional que debe recoger el Estatuto Docente.
Lo mismo ocurre con otra de las cuestiones esenciales para realizar las prácticas educativas, el centro educativo donde van a realizarse.  No todos los centros reúnen las condiciones para formar a los futuros docentes, sino aquellos que estén catalogados como buenas prácticas escolares.  Para que el alumno se impregne de trabajar en equipo, realizar proyectos innovadores, resolver los conflictos a través de la mediación... tiene que vivir estas experiencias a través de los centros y delos tutores, por tanto la Administración realizará un catálogo de centros susceptibles de recibir alumnos en prácticas.
El debate sobre la Formación inicial está abierto y no sólo en la comunidad educativa sino en la propia Subcomisión parlamentaria encargada sobre el Pacto educativo, y este tema no tiene que ser de los más conflictivos que tienen que abordar.

Entradas populares de este blog

En Educación, habiendo jueces para que los políticos.

Ahora entiendo como defienden los partidos políticos con uñas y dientes su cuota de poder para imponer a los magistrados en los foros judiciales colegiados, es ahí y no en la política, donde se determinan las cuestiones que nos importan a todos. Hay una máxima democrática que nos recuerda que las sentencias judiciales hay que  acatarlas, pero otra cosa es entenderlas y compartirlas.  En educación llevamos algún tiempo que las sentencias judiciales determinan las políticas educativas y siempre se inclinan para favorecer a la Iglesia y a las tesis conservadores.  En Aragón una sentencia judicial otorgó los conciertos a un centro de Cuarte, en construcción, cuando estaba previsto construir un centro público, no acabo de salir de mi estupefacción.  Pero la última sentencia del Tribunal Constitucional ante un recurso presentado por el PSOE, si cabe, aumenta mi estupefacción.
Resumiendo, es constitucional segregar a los alumnos por sexos y recibir las subvenciones de los conciertos,   es co…

Cataluña... sigue ahí.

La acción del 155 y de la justicia han aplacado las inercias separatistas del Parlamento catalán, las han acallado pero los dos millones de personas que votaron independencia, siguen ahí, defendiendo sus posiciones a pesar de que tengan un Presidente huido y un Vicepresidente en la cárcel.  Esta situación continuará hasta que se constituya un nuevo gobierno y puedan cambiar esas inercias y se normalicen con el juego político del Parlamento, dentro del marco jurídico.  Lo contrario es la aventura de la ilegalidad con imprevisibles y desconocidas consecuencias políticas, que nos colocaría a todos y no sólo a Cataluña en la senda de la inestabilidad.
Es cierto que unos actuaron con su exigua mayoría del Parlamento al margen de la legalidad y otros trasladaron la responsabilidad de gobernar a los jueces, sin embargo, el problema más o menos latente, sigue presente en la sociedad en espera de encauzarlo para buscar una salida razonable para todos.
Hacer política es pactar, es acordar desde…

¿Por qué es imposible el Pacto Educativo?

Los trabajos que se realizaron tanto por parte de los expertos como por parte de los representantes de la organizaciones sociales de la comunidad educativa nunca cristalizaron en un acuerdo que se pudiese trasladar a la legislación educativa y por tanto que pudiesen estabilizar una ley educativa.  Los diferentes Gobiernos, dependiendo de su ideología van recogiendo las ideas de la base social más afines a sus ideas y desprecian las del otro campo ideológico.  Así viene sucediendo en la educación de nuestro país yo diría, que incluso, desde la transición.  Pero todos esos trabajos que periódicamente se vienen configurando junto a los numerosos debates que se realizan han dado argumentos a un modelo bipolar que sustenta a los dos modelos educativos que dan sustento a las dos formas que se han configurado en educación, una conservadora y otra progresista, que cada vez más se separan del deseable consenso y buscan argumentos y fundamentos ideológicos que fortalecen sus posiciones pero que…