viernes, 10 de mayo de 2013

EXITO EN LA HUELGA DE ENSEÑANZA

Los objetivos de la Huelga de Enseñanza se han conseguido.  Tensionar a la Comunidad Educativa para defender un modelo de educación donde quede garantizada la igualdad de oportunidades y donde la equidad sea considerada como un valor educativo;  y que el Gobierne reaccionase y no tramite el texto de ley en el Consejo de Ministros del día 10.  Ambos objetivos son una realidad.

La Huelga era necesaria como así lo demuestran los datos de seguimiento y sobre todo la masiva afluencia a las manifestaciones que se convocaron.   Había y hay necesidad de decirle al Gobierno "No a la LOMCE" y las Organizaciones Sindicales y Sociales fuimos el instrumento para encauzar ese descontento, reconocimiento aparte merecen los compañeros/as de la privada que tuvieron el valor de secundar una huelga que había capitalizado la pública pero que también a ellos les afecta la nueva ley.  

Nadie puede negar que la incidencia ha sido real, salvo los medios afines al Gobierno que reproducen las tesis gubermentales la sociedad ha percibido que la Comunidad Educativa rechaza esta ley y que es necesario que se retire y se vuelva iniciar un proceso de negociación real, donde no sólo se nos llame para cubrir el expediente, sino que podamos negociar y consensuar los textos para mejorar aquellos aspectos de la ley vigente que deban ser mejorables.  La sociedad no necesita una nueva ley educativa que vuelva a desorientar al profesorado, que produzca hastío y cansancio en los centros y que genere conflictos innecesarios con las CCAA.

Hemos perdido 6000 millones de euros en la gestión de la educación desde que el PP llegó al Gobierno.  Y eso se traduce sobre todo en encarecer el servicio educativo dejando desprotegido al alumnado que más ayuda necesita, tento económicamente como en su aprandizaje.   La inversión en educación ha de ser el principio de acuerdo para el futuro consenso, a partir de garantizar la financiación necesaria después hablemos de prioridades.

Hemos conseguido frenar las intenciones del Gobierno y por ahora no entra en el Consejo de Ministros, pero la FETE-UGT seguirá movilizando hasta conseguir que esta ley no se pueda desarrollar.  Movilizaremos junto al resto de Organizaciones Sindicales y Sociales hasta conseguir el objetivo de no aplicarlos.