lunes, 14 de marzo de 2011

La gestión educativa en Madrid reproduce patrones liberales

La Comunidad de Madrid reproduce punto por punto las pautas de un manual educativo liberal –si éste existiera-.
Ahora plantean que el 35% del currículum, que es responsabilidad de la Administración Autonómica, sea cedida a los centros; una medida que en algunos sectores, incluso progresistas, puede ser bien aceptada, ya que los defensores de la "Autonomía a ultranza" entenderán que esto supone aumentar su capacidad de gestión, en este caso en lo referente a todo lo relacionado con los contenidos. Yo, sin embargo, entiendo esta medida como una forma de seleccionar al alumnado de los centros. A través de la reorganización de los contenidos podemos atraer a un determinado tipo de alumnos y alumnas y excluir a otros.
De nuevo estas medidas van en detrimento de la Escuela Pública que atenderá a todo tipo de estudiantes procurando que exista una mayor cohesión social mientras que los centros privados tendrán la posibilidad de seleccionar a los alumnos.
¿Cuando llegará el momento en que se actúe sin hipocresía, obligando a todos los centros a matricular a todo tipo de alumnado y a las Administraciones a dotarlos de los medios necesarios para que sean debidamente atendidos?