jueves, 19 de noviembre de 2009

La FP, pilar fundamental en el cambio de modelo productivo.

La potenciación de la Formación Profesional es un elemento clave en torno al debate abierto sobre el Pacto por la Educación.

Aunque los datos oficiales nos dicen que las matriculaciones en los ciclos formativos han aumentado un 14% con respecto al curso pasado y un 31% en los PCPI, los datos de la UE nos colocan muy por debajo de la media de nuestros vecinos europeos, que rondan el 49%.

Es el momento de tomar medidas que potencien la FP, publicitando el resultado obtenido con respecto a la inserción laboral o dando a conocer la cifra del 16% de alumnos con licenciatura que acceden al mercado de trabajo a través de un ciclo de grado superior.

Con respecto a los centros, se debe ampliar el número de centros integrados, ofertando titulaciones relacionadas con sectores emergentes como son la atención a la diversidad, las energías renovables o el cambio climático, así como centros de referencia para personas adultas de manera que, a través de su experiencia obtengan titulaciones de nivel 1 o bien de la ESO, para que puedan retomar sus estudios si así lo desean.

Con respecto a los alumnos, es necesario potenciar o extender la formación en centros de trabajo en el extranjero, incrementar las becas para combatir el abandono escolar prematuro y flexibilizar las opciones de la FP.

Por su parte, el profesorado debe recibir una formación adecuada y modernizada en las tecnologías de las especialidades que imparte.

Tras analizar los PGE, nuestra organización observa con preocupación el recorte de un 14% que ha sufrido la FP, precisamente en este momento, en que es necesario un cambio del modelo productivo en el que la FP es un pilar fundamental.