miércoles, 1 de octubre de 2014

UNOS PRESUPUESTOS EDUCATIVOS INSUFICIENTES E INSOLIDARIOS.

Los presupuestos que un Gobierno elabora para ejecutar en el año, son el  fiel reflejo de las intenciones políticas y de las prioridades tanto en el punto de vista de como ingresar como en los gastos a realizar.  

Los presupuestos dedicados a la Educación  contradicen las alegrías del Ministro Montoro que los presenta como los presupuestos de la salida de la crisis.  Desde FETE desmentimos esta afirmación y no sólo porque un año más (y van cinco) que a los funcionarios nos congelan el sueldo (llevamos más del 30% de pérdida poder adquisitivo) y seguimos con tasas de reposición inferiores al 100%;  sino porque llevamos una disminución de un 25% en los presupuestos en lo que llevamos de legislatura ( de 2.843 millones pasamos a 2015 millones).  Es decir una reducción de 730 millones y con estos presupuestos tampoco recuperamos lo perdido.

Además en la ejecución para el 2015 de los presupuestos educativos, aunque es cierto que se mantienen con respecto a los anteriores, e incluso aumentan en algunas partidas, los descensos en algunos capítulos son significativos los que nos hace afirmar que son unos presupuestos "insolidarios".

En un momento en que conocemos por el Instituto de Evaluación  Educativa que los alumnos que proceden de familias desfavorecidas económicamente tienen dificultades para adquirir las competencias básicas, nos encontramos con un descenso del 90% en el programa de "educación compensatoria" (de 169 millones pasa a 5,2 millones).  

Por otro lado en Formación descienden las partidas en un 13,9% (de 52 millones que había en el 2011 hemos pasado a 3,4 para el 2015.  Es significativo este dato precisamente cuando desde el Ministerio se  culpabiliza al profesorado de los malos resultados de PISA.

Otras partidas significativas son el descenso en los presupuestos universitarios en un 15%, cuando hay un consenso en la comunidad universitaria que el gran problema de las Universidades Públicas en España es precisamente la financiación,  y por otro lado descienden en un 50% los presupuestos en Cultura en esta legislatura.