jueves, 1 de diciembre de 2011

¿La crisis nos desorienta y nos confunde las ideas?

Si nos molestamos en seguir la marcha de la crisis a través de los medios de comunicación, observamos que sin saber muy bien por qué los designios del mercado hacen subir y bajar las "primas de riesgo" a su antojo, de un día para otro las bolsas consiguen records al alza o a la baja indestintamente, y los tertulianos de las radios siguen  analizando y debatiendo para intentar buscar las causas de tanto desatinos mercantiles.   Esto que podía ser un jeroglífico ó un pasatiempo más o menos divertido se convierte en trágico cuando la crisis le pone cara a los muchos ciudadanos/as que padecen sus consecuencias.
Parece que hay consenso (incluso entre los partidos con diferencias poco significativas) en una serie de medidas para que la economía vaya remontando siguiendo las directrices impuestas por "la austeridad" alemana" que consiguirá acabar con los déficits públicos pero eso sí consiguiendo que la mayor parte de los ciudadanos/as  tengan los bolsillos pelados.
Dicen y cada vez ganan más adectos que por el bien de la economía debemos bajarnos los salarios (ellos no), debemos acabar con la negociación colectiva que encorsetan las relaciones laborales (ellos no la necesitan); que los contratos laborales hay que flexibilizarlos, (ellos ya están contratados) ..... Yo me hago la siguiente pregunta: y si aceptásemos todas esas condiciones y la economía no remontase, ¿nos volverían a la situación anterior?   Tenemos la experiencia con la reforma laboral.  Decían que era imprescindible para crear empleo y mirad como estamos perdiéndolo día  a día, eso sí con menos derechos.   Cada vez que los ciudadanos/as perdemos derechos ya no los recuperamos.