domingo, 12 de marzo de 2017

Pacto educativo habrá, pero ¿qué tipo de Pacto?.

Estoy seguro, pacto educativo habrá.     Después de constituirse una subcomisión en la Comisión de Educación de la Cortes formada por PP, PSOE y C´s, saldrá algún tipo de documento, más o menos consensuado, que puedan presentar a la sociedad como los grandes logros en que se basará una nueva legislación educativa o bien la modificación de los artículos más conflictivos de la LOMCE, que por otro lado ya están mitigados o paralizados.   Visualizaremos también la fuerte oposición de Podemos que no entrará en un acuerdo y se proclamará como el gran defensor de la Escuela Pública.  Ya hemos visto esa película con distintos actores.
Pero, ¿qué tipo de pacto presentarán?.      En la pasada legislatura todos los partidos, exceptuando el PP y Podemos (no formaba parte del Parlamento) consiguieron redactar un documento conjunto por el que se comprometían a derogar la LOMCE y marcaron unos objetivos generales a desarrollar en la futura ley.  El documento puede quedar en eso, en redactar los objetivos generales similares a los del documento de consenso, pero sin desarrollar, sin plasmarlo en la legislación, salvo excepciones.    Si es así, no se resolverán los problemas reales que tiene la educación en este país,  será un documento político más, dedicado a huir del fracaso, escrito a la defensiva, sin ambición, un documento pobre...
Para que el documento elaborado por la subcomisión sea un texto comprometido y con vocación de resolver los problemas, tendrá que afrontar los grandes retos que tiene la educación:     la relación entre la red pública y concertada;  la educación en valores;  la relación del Estado con las Autonomías; y la financiación de la educación, a los partidos no les queda otra solución que comprometerse a recuperar el punto perdido en los presupuestos con los gobiernos del PP y avanzar hasta conseguir el 7% del PIB.  
La relación entre las dos redes educativas, desde que la LODE implantó los conciertos, es un tema complicado porque se entremezclan cuestiones económicas e ideológicas.  Los conciertos se entienden como un contrato entre los centros privados que atienden necesidades de escolarización y el propio Estado.    Contrato que en muchos casos se incumple y el Estado, hace dejación de sus responsabilidades, por eso hay esa sensación de que algunos centros concertados reciben dinero público y por otro lado incumplen parte de las obligaciones a que se someten al aceptar los conciertos (seleccionan al alumnado,  su enseñanza no es gratuita, o ambos aspectos).
El artículo 27 de la Constitución, proclama "garantizar el derecho a la educación, mediante la programación general de la enseñanza".  No vale argumentar con una interesada "libertad de elección" de centro, que no aparece en el texto constitucional para forzar la apertura de unidades en un centro privado y ligarla a la inexistente legalidad de los conciertos.
El artículo 48.3 de la LODE, proclama que "tendrán preferencia para acogerse al régimen de conciertos aquellos centros que satisfagan necesidades de escolarización, atiendan a poblaciones en condiciones económicas desfavorables o que, cumpliendo los requisitos anteriores, realizan experiencias de interés pedagógico en beneficio del sistema educativo.
El artículo 27 de la Constitución, fue quizás el artículo más forzado en la negociación del texto constitucional.  Fue una mezcla de conceptos que reconocen la libertad de la enseñanza, pero sin ninguna referencia explícita a la libertad para elegir centro educativo.  Dada la falta de claridad en el artículo, se fueron sucediendo diversas sentencias aclaratorias del Tribunal Supremo, que hay que acatar pero que no se entienden en relación con el propio artículo 27.
Si el concierto es un contrato, es necesario a través del texto del pacto revisar los términos de dicho contrato, con el fin de que el centro que se acoge voluntariamente al concierto, junto a los derechos que obtiene, esté sujeto al control de las obligaciones a que conlleva.
La educación en valores es otro tema que sigue sin consenso desde la transición, la alternancia en el Gobierno conlleva  el papel relevante o no de la nota de la religión.  Educar en valores es una obligación del claustro y así se debe de recoger en la programación de los centros,  sin embargo, parece necesario dedicar un tiempo específico para reflexionar y  fomentar en el alumnado valores solidarios e integradores, conocer las instituciones democráticas y el valor de las Constituciones en el funcionamiento democrático de la sociedad.  No cabe ya que la nota de la  enseñanza de la religión tenga  consideración académica.  La religión es una opción personal y por tanto su enseñanza debe quedar en ese ámbito, la escuela complementará con el conocimiento de las diversas religiones la formación humanística del alumnado.
La relación entre el Estado y las Autonomías es otro elemento de conflicto permanente al emplearse la educación como un instrumento político para desgastar al contrario.  La lucha por quién es el competente para desarrollar la gestión educativa en diferentes temas dio lugar a numerosos recursos judiciales que frenan iniciativas educativas y generan desconfianzas entre administraciones.  Parece necesario revisar los protocolos de gestión, revisar las legislaciones básicas para clarificar lo que corresponde a cada administración ... y sobre todo fomentar la lealtad institucional entre administraciones.
En lo que se refiere al propio sistema educativo desde el punto de vista pedagógico y organizativo, seguro que volverán a la agenda educativa temas como las revalidas y los itinerarios con el pretexto de mejorar los resultados académicos y fomentar la cultura del esfuerzo. De nuevo en este tema volverá a dividirse la comunidad educativa y, también,  los expertos y ya que estamos hablando de pacto, ¿por qué no trabajamos para conseguir un pacto entre calidad y equidad;   entre igualdad de oportunidades y esfuerzo;  y entre considerar a la evaluación como obstáculo o evaluar para mejorar?.
Esos son los retos, a mi entender, para que el pacto, además de político, sea educativo y social.

lunes, 6 de marzo de 2017

Huelga en Educación; ¿por qué?

La comunidad educativa convoca huelga en el sector para el día 9 de Marzo a través de la Plataforma en defensa de la Escuela Pública.
En un momento donde el consenso parece que es un valor al que todos se arriman, el Ministerio deja claro su posicionamiento, sin ser consciente de la minoría parlamentaria, y recurre al Constitucional toda iniciativa del resto de partidos para frenar la implantación de la LOMCE.  Mala carta de presentación presenta el Gobierno para consensuar una nueva ley.
Se convoca la huelga en un momento de impás, de calma en los centros educativos, de relajación ... seguramente  como consecuencia de rebajar el tono reivindicativo después de varios meses de crispación y tensión política a la que nos sometieron los partidos con los dos procesos electorales de los meses pasados.  Y, después de un mes de Febrero, de  reorganización interna de los partidos: el PP, más de lo mismo, Rajoy omnipresente:  Podemos, cada vez más Pablista y con Errejón en la cuneta;  y C´s que sigue en la misma línea, buscando su espacio;  queda el PSOE por clarificarse, en Junio sabremos si tiende hacia la izquierda buscando confluencias con Podemos, o mantiene la misma línea de la Gestora.
Otro elemento amortiguador de reivindicaciones lo genera la incierta negociación de un posible Pacto educativo que ha iniciado su andadura en el Parlamento con la creación de una "Subcomisión de educación".  Durante seis meses trabajará para presentar un documento de consenso, pasarán por esa Subcomisión 83 expertos y representantes de la comunidad educativa.  Por lo que vamos conociendo de las intervenciones, son reforzamientos de los postulados de las organizaciones que representan, lo que evidencia la división de la comunidad educativa a la hora de consensuar una nueva ley.  Otro problema es que la Subcomisión la forman tres partidos (PP,PSOE y C´s), quedando al margen Podemos lo que presagia que se va a descolgar del consenso, o dicho de otra forma, plantearán exclusivamente un Pacto por la Educación de la Red Pública, excluyendo a la Red Concertada.
A pesar de esta situación de calma y espera, considero que la huelga está bien planteada y es oportuna.  Seguimos igual.  Padecemos las consecuencias de la crisis y de las políticas del Gobierno del PP; siguen vigentes los recortes y las OEP están pendientes de la aprobación de los Presupuestos.
Es conveniente recordar que el el año 2008 los presupuestos educativos suponían un 5,1% del PIB y que en la actualidad suponen,el 4,1%  (la educación perdió 9000 millones de euros, y en los próximos presupuestos está previsto un recorte de 1000 millones de euros más como consecuencia del equilibrio presupuestario).  Este hecho supone que haya 35.000 profesores menos, a pesar de estar escolarizados 300.000 alumnas más, se ha pasado de un 12% de interinidad a un 28%, desaparecieron las ayudas de los libros, mermaron las ayudas a los comedores, aumentaron las tasas universitarias y disminuyeron las cuantías de las becas (según el SE 100.000 alumnos dejaron los estudios por razones económicas), los centros carecen de proyectos de ayuda al alumnado ...
Ante este panorama, la convocatoria de una jornada de huelga, está más que justificada, es una rearfimación del movimiento sindical ante un Gobierno que lo ningunea; es una llamada de atención a los partidos para que antes de consensuar una ley, recuperen lo que la educación perdió con los Gobiernos de Rajoy.

domingo, 22 de enero de 2017

Los Presupuestos en Educación han perdido el 11%

Se inició esta legislatura con un fuerte impulso, tanto por parte de la Comunidad educativa como de los partidos, de conseguir por fin el ansiado Pacto por la Educación.  Difícil lo tienen, pues hay temas hoy por hoy, que parecen insalvables.  Son temas que no están relacionados con aspectos metodológicos ni pedagógicos de la educación, sino, con la política educativa que responde más bien a una visión del papel y enfoque que debe tener la enseñanza y los objetivos sociales que persigue. Parece que se han superado escollos importantes como las evaluaciones que vuelven a tener un carácter de diagnóstico que nunca debieron de perder, e incluso las revalidas de sexto se han transformado en pruebas similares a la antigua PAU, sin embargo el Pacto es mucho más, y los temas que han dividido a la sociedad y a la Comunidad Educativa siguen presentes: la educación en valores (la religión debe ser una asignatura evaluable?); la relación entre las redes educativas que utilizan dinero público (pública y concertada); los problemas de la escolarización han de estar sujetos a la planificación educativa de la escolarización o debe priorizarse la libre elección de centros?; pruebas externalizadas?;  segregación del alumnado? ...
No obstante, antes de avanzar en los debates del Pacto, estaría bien, evaluar en que momento se encuentra el sistema educativo, y en este punto podemos afirmar que en espera de la aprobación de los Presupuestos Generales por las Cortes, desde el año 2010 en educación hemos perdido el 11% de lo dedicado a la educación, siendo el año 2013 con la perdida del 16% el más significativo en este periodo.  Se disminuye el dinero dedicado a la educación cuando han aumentado en un 6,5% el número de alumnos en primaria y han descendido en un 0,2% el número de profesores (Datos y Cifras); desaparecen también las becas Seneca, que favorecían la movilidad por nuestro país del alumnado universitario y los Programas PROA, dedicados a reforzar el aprendizaje de los alumnos con dificultades.
El Pacto está bien, recuperar lo presupuestado en educación previo a la crisis está mejor para seguir avanzando hacia el consenso.  Mal empiezan los trabajos del Pacto cuando se ha institucionalizado y politizado el trabajo para conseguirlo, a través de una comisión del Parlamento y una comisión del Ministerio y las CCAA, dejando al margen a los Sindicatos, Confederaciones de Padres y Mxdres y las Asociaciones de Estudiantes.  Esperemos ???.

martes, 22 de noviembre de 2016

Conflicto entre el Gobierno y el Parlamento por la educación.

El pasado viernes el Ministro de educación, como portavoz del Gobierno, nos informa que el Consejo de Ministro solicita a la Mesa del Congreso que revoque la decisión del Parlamento de admitir a trámite la iniciativa de paralizar el calendario de aplicación de la LOMCE.  Insólito.  El Gobierno le pide a la Mesa que actúa en contra del propio Parlamento que el pasado día 15 votó por mayoría precisamente "la derogación del calendario de la implantación de la LOMCE".
Previsiblamente todo acabará en los tribunales para clarificar las competencias, por lo que una vez más se impondrá la judicialización de la vida política que no ayudará en nada en generar el ambiente pacífico y de entendimiento tan necesario para buscar los consensos necesarios que necesita la negociación de un Pacto Educativo.
El conflicto se trasladará a la comunidad educativa, ya que el "Proyecto de Orden Ministerial que regula las evaluaciones previstas por la LOMCE" tendrá que ser analizado y aprobado en un informe que el Consejo Escolar del Estado tendrá, obligatoriamente, que emitir.
No son buenos comienzos de una legislatura en materia educativa que salió con el objetivo claro de conseguir el tan demandado Pacto Educativo, ni tampoco parece que el Gobierno vaya a actuar de forma diferente a lo que lo venía haciendo en la legislatura pasada sin contar más que con sus aliados ideológicos y su base social.  Resumiendo, más de lo mismo, legislan al margen del Parlamento, y si hay conflicto, que decidan los tribunales, eso de negociar, consensuar, llegar a acuerdos ... para ellos es perder el tiempo ...

sábado, 12 de noviembre de 2016

Menos mal que nos queda Michelle Obama ...

Las encuestas nos habían hecho creer que Donald Trump era una pesadilla pasajera, un error de la política, un personaje pintoresco con un discurso facioso sin ninguna posibilidad ... y sin embargo, lo tenemos de Presidente de los EEUU.  Las empresas norteamericanas están encantadas con sus propuestas de bajar los impuestos para que no vayan a la solidaridad y muchos ciudadanos (por lo que se ve demasiados) están encantados con levantar muros, físicos e ideológicos, con tener más armas en sus casas y con buscar un enemigo fuera de su país que los une a todos detrás de la bandera, y por qué no, proclamar otra nueva guerra para que el mundo se entere de quién manda y de quién pone las normas que el resto de países tengan que obedecer.
Después de despertar de un mal sueño, la realidad es que la victoria de Trump es consecuencia de muchas variables que incidieron en ella.  Ahora (y visto lo pasado) parece que Hilary no producía mucha simpatía, esa fama de persona fría, tramposa, alejada de sentimientos y sin empatía con la ciudadanía parece que era una realidad.  Además parece que los nortamericanos consideraron que era una persona amortizada ya en la política.  Quizás ??? el Vicepresidente tendría más opciones.  No podemos olvidar que Hilary es mujer y todo indica que la sociedad estaba preparada para elegir a un Presidente negro, pero eso de que los gobierne una mujer ... aún tendrá que esperar.
Aúnque esas variables son importantes lo transcedental en la victoria de Trump es que muchos votantes que en principio eran propicios a Hilary, se inclinaron por Trump.  Los cubanos asentados en EEUU se opusieron con sus votos a que el gobierno normalice las relaciones diplomáticas y económicas con Cuba,  los numerosos inmigrantes legalizados se oponen a que vengan más inmigrantes, ..., y lo más sorprendente una parte importante de las mujeres inclinó su voto a un personaje que durante la campaña dio varias muestras de considerar a la mujer como un florero.  Esto fue lo que a mí personalmente más me sorprendió.
Todos estamos bloqueados ante la perspectiva de que personas así puedan estar al frente de decidir utilizar las bombas nucleares o que cuestione el cambio climático ... Algunos analistas ven en ello el voto antisistema, que no entiende de derechas ni de izquierdas y simplemente vota en contra del propio sistema, de los líderes y partidos tradicionales porque son incapaces de solucionar los problemas de la ciudadanía.  Dicen que es la corriente del momento histórico que nos toca vivir, como pasó con el Brexit, con el referendum en Colombia y con lo que puede pasar en Francia con Marie.  Quizás tengan razón ... Menos mal que nos queda Michelle Obama ... negra, mujer y extraordinaria política.

domingo, 23 de octubre de 2016

El Comité Federal del PSOE frente a la militancia.

Al final se llevó a efecto lo ya anunciado con antelación.  Las dudas y debates de muchos socialistas, de muchos ciudadanos del entorno del PSOE, de, qué hacer ante la investidura de Rajoy , se han aclarado.  El CF da el apoyo para que el PP forme gobierno y no haya que ir a unas terceras elecciones.  El partido socialista ya ha decidido que hacer "oficialmente" pero ahí no finalizan sus problemas, ni tampoco el debate interno, es más, creo que es ahora cuando empiezan los verdaderos problemas del partido desde un punto de vista interno o de aparato.  Las estructuras elegidas por los congresos  (ejecutivas, comités) y los responsables elegidos (secretarios de agrupaciones, secretarios provinciales, regionales) se han colocado enfrente de la mayoría de los afiliados de sus demarcaciones ... y ahora, es el momento de exigir  responsabilidades.  La presión que están ejerciendo  organizaciones por su izquierda con estructuras más flexibles y más porosas a la militancia que responden mejor a los jóvenes, y el frentismo institucional ante la militancia, pone en entredicho el sistema de "representación" en el partido.
Considero que la calidad democrática no hay que buscarla en las esencias del "asamblearismo", ni en la consulta permanente a la militancia a la hora de tomar decisiones en el quehacer diario;  pero tampoco se puede estar afiliado a los partidos para votar cada cuatro años y esperar que libremente decidan los responsables elegidos a espaldas de los afiliados.  Esas estructuras, así concebidas,  ya no sirven, responden a otra etapa histórica.  Los debates en las agrupaciones  con los responsables elegidos deben de ser constantes, las gestiones, explicaciones y actuaciones de los elegidos deben de ser aplaudidas, rechazadas o cuestionadas de forma permanente por la afiliación.  De nada sirve que las ejecutivas y comités decidan una cosa cuando la afiliación está en contra.  El sistema representativa es válido, democrático y el que garantiza un mejor funcionamiento en las organizaciones, pero después de lo que está pasando en el PSOE, no es suficiente y debe complementarse con consultas a los afiliados en temas excepcionales que marcan las directrices políticas del partido como es el caso de elegir la secretaría general o la posibilidad de darle el gobierno al partido al cual aspiras a suplantar, precisamente para cambiar las políticas sociales y económicas.  Difícil de explicar.  Según las encuestas la intención del voto está cayendo considerablemente desde el último CF, y afirman los que dan el apoyo a Rajoy, que por eso ahora no interesan las terceras elecciones y esperan recuperarse para las próximas elecciones.  No soy adivino y no sé como se van a desarrollar los acontecimientos políticos de los próximos años, pero dudo que así sea. Podemos va a intentar alzarse con la voz de la oposición recordando el apoyo dado al gobierno del PP y haciéndole responsable de las políticas continuistas en materias sensibles para la ciudadanía, tampoco la connivencia en algunos temas con el PP le interesan ya que políticamente sería una manzana envenenada.  Y lo más grave, falta por resolver la cuestión interna en el seno del partido, y recobrar la ilusión y las ganas por trabajar en el proyecto socialista en un partido quebrado y desmotivado al ver que el secretario general elegido por las bases fue destituido por una maniobra torticera y poco noble; dicho de otra forma: los responsables (algunos) y la gestora no son de fiar.
Pienso que la recogida de las firmas para celebrar rápidamente un congreso, va a ser un éxito.  Pero la gestora no debiera esperar a esa exigencia de la militancia, debería convocarlo lo antes posible y realizar un trabajo puente que una (aquí si que cabe el término "coser") para eligir un líder que vuelva a ilusionar,  que el congreso defina el modelo territorial del Estado Federal (verdadero problema de los próximos años), que modifique los estatutos del partido para darle relevancia a la militancia y que redefina el modelo socialdemócrata.
Todo este proceso no fue en valde para muchos responsables del partido que han quedado invalidados para jugar políticamente en el futuro.  El proyecto para que sea creíble debe de estar sustentado por personas "no quemadas" en todo este desvarío.


viernes, 21 de octubre de 2016

Envejecimiento del Profesorado



Desde el inicio de la crisis económica en el año 2008, y sobre todo, como consecuencia del R/D-Ley 14/2012 que impuso el gobierno con el fin de limitar el gasto en las administraciones públicas, la educación española ha sufrido, de forma continuada, un descenso en los presupuestos dedicados a la educación, pasando del 5,1% en el año 2008 al 4,2% actual, concretándose no sólo en el empeoramiento de las condiciones laborales del profesorado o en la merma de las retribuciones, sino en un paulatino envejecimiento de los docentes al limitar la legislación en un 10% la tasa de reposición para el ingreso a la función pública docente.
En el informe publicado por Eurodyce (2015) “la profesión docente en Europa”, se señala que el envejecimiento de la profesión docente es uno delos problemas a los que han de hacer frente los gobiernos europeos. Si bien, en la UE en su conjunto, un 33% de los docentes tiene menos de 40 años, en España sólo el 5,18% tiene menos de 30 años y el 35% tiene más de 50 años. Actualmente mas de 20.000 docentes tienen más de 60 años, si se sigue con esta tendencia en los próximos cinco años llegarán a 70.000 el número. Urge una reflexión y una evaluación de la situación para poder reorganizar las prioridades  de las directrices en política educativa y fijar como una de ellas “ el hacer de la docencia una profesión atractiva y con unas retribuciones dignas para atraer a la profesión docente a los buenos expedientes.
ante este panorama, cabe:
Considerar a la Formación del profesorado como clave en la profesión. La docencia exige un reciclaje continuo, se han incorporado nuevas demandas al perfil docente, como idiomas, TICs, convivencia escolar, diversidad del alumnado, problemas de aprendizaje, coordinación con las familias … que exigen docentes altamente cualificados y motivados.

La práctica docente conlleva un desgaste reconocido por los expertos. La gran diversidad del alumnado, el aumento de comportamientos disruptivos, la escasa valoración social del docente, la delegación de responsabilidades educativas tradicionalmente propias de la familia … todo esto agravado con la sucesión de recortes sufridos desde el año 2008, han generado un mayor número de alumnos por clase, disminución del número de profesores por centro, que hacen de la escuela un entorno cada vez más complejo y adverso para los docentes pudiendo generar ( como lo demuestran estudios, basados en encuestas, en el campo de la salud laboral ) insatisfacción laboral, aumento del estrés y de las enfermedades profesionales. La recuperación de los presupuestos educativos, incidirá positivamente en la calidad de la educación y, por supuesto, en la motivación del profesorado.

Arbitrar otras funciones docentes para el profesorado de mayor edad.
Las especiales condiciones en que trabaja actualmente el profesorado requieren de unas buenas condiciones psicofísicas. Sería conveniente que a determinada edad (55 años) se redujese el horario lectivo del profesorado para pasar a desempeñar otras funciones en el centro, como: apoyo a las bibliotecas, tutorización del profesorado más joven, coordinación con la universidad, apoyar a otros profesores, … funciones donde el desgaste físico y psíquico es menor y donde el mayor grado de experiencia es un valor añadido.
El mantener jubilaciones anticipadas voluntarias en la enseñanza por parte de los gobiernos favorece la incorporación de un profesorado más joven, adaptado a los nuevos retos, además de fomentar la creación del empleo en el sector.