domingo, 23 de septiembre de 2012

LA LEY DE WERT Y LOS INFORMES INTERNACIONALES

Tanto la LGE de 1969 como la LOGSE en 1989 y la propia LOE del 2004, fueron precedidas de un "libro blanco de la educación" presentado por los gobierno de turno para fomentar el debate social, fundamentar y argumentar los planteamientos que recogían los borradores y para implicar a la comunidad educativa con la propia ley.  Ahora sin embargo nos presentan un "esquema" sin apenas argumentación pero de gran calado ideológico y con una tramitación rápida para que los cambios educativos se produzcan lo antes posible.
Muchos de estos cambios van dirigidos a entender la calidad educativa exclusivamente por sus resultados académicos.   Por eso el adiestramiento (que no formación integral) del alumno estará encaminado a obtener buenos resultados en las pruebas de PISA; ó a obtener las capacidades básicas para el empleo, olvidándose del mandato constitucional que establece como fin de la educación "el plano desarrollo de la personalidad del alumno".
Es cierto que nuestro sistema tiene muchas debilidades, pero considero que se hace una lectura distorsionada de los resultados de las pruebas internacionales.

Con respecto a PISA, a pesar de que la mitad del alumnado obtiene resultados por eebajo de la media, los estudiantes de más del 50% de las CCAA tienen un rendimiento medio-alto.  Parece más recomendable analizar que causas conducen al fracaso en determinadas CCAA y no tocar a las que obtienen buenos resultados.

Los informes de la OCDE indican que nuestro sistema educativo en poco tiempo se ha convertido en un instrumento eficaz de cohesión social.  Indica que siendo cierto que son muy altas las tasas de fracaso escolar, en los últimos años se ha rebajado en cinco puntos.
En el informe sobre "la equidad y calidad" la OCDE nos propone:

Eliminar la repetición de curso por caro y por ineficaz.  (España es de los países que más suspende, el 35% de los alumnos que terminan la ESO han suspendido alguna asignatura.  El PP nos propone una carrera de obstáculos para el alumno a través de las reválidas).

Evitar la segregación temprana del alumnado. (Con las propuestas del PP los alumnos empezarán a separarse a partir de los 12 años).

Gestionar la elección de centro desde las Administraciones para evitar aumentar las desigualdades. (Los centros a través de la especialización curricular podrán elegir al alumnado).

Los recursos dedicados a la educación, influyen de manera determinante en el rendimiento escolar. (En menos de un año hemos pasado del 4.9% al 4.3% del PIB dedicado a la educación y las previsiones para el 2015 es rebajar al 3.9%.  por tanto nos tememos que van a aumentar los recortes en educación).

Si leemos las propuestas del PP parece que han leído los informes de la OCDE para hacer todo lo contrario.