viernes, 12 de mayo de 2017

"Nueva socialdemocracia" texto que refunde o reorienta al PSOE.


Pedro Sánchez presenta un documento "somos socialistas, nueva social democracia" que evidentemente no rompe con lo que fue la ideología del PSOE pero que reorienta la estrategia y sobre todo las propuestas para adaptarlas a las necesidades de la ciudadanía y buscar soluciones a sus problemas.
El nuevo documento modifica aspectos controvertidos del documento anterior en un pretendido afán de separarse de la imagen de izquierdista y radical para buscar una centralidad dentro del espacio de la izquierda que le aleje de Podemos y satisfacer de esta forma las exigencias de la militancia, como quedó recogido en las más de 90.000 aportaciones que recibió el documento.  Con este giro pone en valor el papel del "reformismo" socialista" frente al "rupturismo" que proclama Podemos, diferenciándose de ellos no sólo en los planteamientos políticos sino en el propio modo de hacer política.  En este sentido ya no se plantea una alianza estratégica con Podemos para derrocar a Rajoy, sino que el documento plantea tejer alianzas con todos los sectores sociales.  Es verdad que no especifica que no habrá acuerdos con Podemos y que en el concepto de "sectores sociales" en lo que se entiende como sindicatos y agentes sociales no excluye a los partidos políticos como parte de los sectores sociales, pero es muy significativo el cambio y sobre todo es una apuesta electoral de futuro.
Mantiene las reformas para transformar el modelo económico actual en un modelo donde la economía esté al servicio de la sociedad apostando por cambiar o modificar las legislaciones aprobadas en tiempos del PP.  Pedro Sánchez se va a reunir con sindicalistas de UGT y de CCOO que firmaron un manifiesto con sus reivindicaciones (derogación de la reforma laboral y ley mordaza, subida del SMI, reforma fiscal...)  y que exigirán que sus reivindicaciones se incluyan en el nuevo documento.
Quizás el tema más problemático es el cambio, o matización, del concepto "plurinacionalidad".  En un nuevo giro para alejarse de Podemos ahora dice que la nación soberana es España y que puede haber otras naciones en base a la historia y cultura diferenciada de la española. El matiz es importante se pasa del término "plurinacionalidad" como suma de nacionalidades en un proyecto común, y que supondría la modificación de la Constitución, a considerar como única nación a la española dentro de las tesis del acuerdo de Granada del PSOE que apuesta por un estado federal.
Los cambios no son nimios e incluso pueden llevar a la confusión.
Dos matizaciones, con respecto a Podemos, considero que el PSOE y Podemos están condenados a entenderse, de alguna manera, si quieren echar a Rajoy de la Moncloa, aunque el afianzamiento ideológico en la socialdemocracia separándola de otras formas de hacer política no suena mal;  sin embargo, el cambio radical con el termino plurinacional creo que es una equivocación, el estado de las autonomías está agotado fue útil como consenso de la transición, pero no podemos obviar que en unas ccaa era una exigencia histórica, mientras que en otras se sumaron al proyecto sin más.  El concepto plurinacional une más que separa y cabría dentro de lo que entendemos como estado federal.
Con este documento conocemos que quiere hacer y por donde quiere llevar al PSOE Pedro Sánchez.