lunes, 9 de febrero de 2015

DESMIENTE A WERT UN INFORME DE UGT SOBRE BECAS

Muchos estudiantes estuvieron (y están) abocados a salir del sistema educativo durante los tres últimos años del Gobierno del PP como consecuencia de la reducción o incluso eliminación de numerosas ayudas o becas que anteriormente se venían otorgando.  La crisis económica ha sido la excusa perfecta para un cambio en el modelo educativo que afecta también a aquellos alumnos que más necesitan de la solidaridad de los Presupuestos Generales del Estado.
En un breve análisis podemos observar como el Gobierno ha eliminado el componente de gastos de escolaridad y el de compensación, por el que se atribuía a las familias desfavorecidas económicamente una beca salario para no verse obligadas a abandonar el sistema educativo e insertar a sus hijos al mercado laboral.
También se han suprimido los gastos de desplazamiento, movilidad, la financiación de los intereses de los préstamos a estudiantes, se han modificado las ayudas para el proyecto de fin de estudios por una beca básica más una cuantía variable mínima y las de fin de carrera también por una cuantía mínima variable.  Las becas Séneca, destinadas a favorecer el intercambio de alumnado entre las diferentes universidades españolas y los Erasmus, que facilitan el intercambio del alumnado entre las universidades europeas se han reducido temporal y presupuestariamente. Las becas a la excelencia simplemente se han suprimido.
Han desaparecido las becas salario y las compensatorias que estaban orientadas a los alumnos de Ciclos Formativos de Grado Superior y Grado Medio con una cuantía entre 2400 euros a 3500 euros.  Además las becas que otorgaban a los antiguos alumnos de Diversificación, ahora F P Básica, han pasado de percibir 2000 euros a 260 euros.  Las ayudas que el Ministerio otorgaba a los residentes a más de 50 Km de su centro educativo y con una cuantía de más de 900 euros ha sido eliminada y también han visto menguada la cantidad de 2500 euros a 1500 euros los estudiantes que residían fuera del lugar de la familia.
La reducción de todas estas ayudas y becas no garantizan que las familias las vayan a obtener, ya que el Ministerio ha endurecido los requisitos para acceder a ellas.  Y como viene siendo habitual desde que el Ministro está en el Ministerio todos estos cambios los lleva a efecto el Ministro de forma unilateral y negando la participación a las Organizaciones políticas sindicales y sociales.