viernes, 19 de julio de 2013

¿EL ESTATUTO, AHORA, AL FINAL DEL CURSO?

Cuando el aislamiento del PP con la LOMCE es una realidad en varios frentes.  Políticamente, al firmar todos los partidos políticos (excepto UPyD) un documento en el cual se comprometen a cambiar la nueva ley cuando la composición del Parlamento lo permita;  Socialmente, al pedir la dimisión del Ministro una buena parte de la Comunidad Educativa, y donde practicamente la totalidad de los sindicatos y organizaciones sociales, salvo la CONCAPA, realizamos un análisis crítico sobre la LOMCE en la Comisión de Educación del Parlamento ... Nos proponen ¿negociar? al final de curso el "Estatuto Docente", precisamente cualdo el profesorado está de vacaciones y los sindicatos no tenemos respuesta de movilización sindical. 

Para nosotros es importante tener un Estatuto, pero si  el compendio jurídico que resulte va a suponer perder derechos para el profesorado la FETE quedará al margen de ese compromiso.  "Estatuto sí, pero no a cualquier precio".

La negociación del Estatuto tiene que abarcar un calendario de negociación amplio para darnos tiempo al movimiento sindical a debatirlo en los centros educativos, a valorarlo y a conseguir el mayor consenso posible.

El Estatuto tiene que contemplar tres aspectos fundamentales: la carrera profesional, el acceso a la función pública y el mantenimiento de la jubilación anticipada.   
La carrera debe contemplar una promoción vertical cuya base será el concurso de méritos además de la titulación que se exiga.  Y una promoción horizonatal, es decir el reconocimiento del trabajo  realizado en el aula.  Esta promoción estará devidida en siete grados (retribuidos) con una temporalización de seis años cada uno (pudiendo adquirirlo a los tres años) que para su adquisición deberá pasar el profesorado o bien una acreditación de trabajos realizados siguiendo el proyecto educativo del centro, o bien, realizar una evaluación de su tarea docente.

El acceso a la función pública docente para la FETE constará de tres partes:  fase de oposición, dividida en dos partes:  Una para el desarrollo de un tema y otra tipo test.  Fase concurso, donde se acredite los méritos y la experiencia.  Y por último las practicas que a nuestro entender deben ser evaluadas por un tribunal, con una duración de un año y retribuidas por la administración educativa. 

El Estatuto debe contemplar el mantenimiento de la jubilaciuón anticipada a los 60 años para los docentes.