lunes, 19 de noviembre de 2012

EL 14 N EL TRIUNFO DE LOS QUE NO SE RESIGNAN

El 14 N fue una huelga no sólo en contra de los recortes del Gobierno, fue una huelga para callar a los aguareros de la mayoría de los medios de comunicación que pretenden transmitir que no existen otras medidas razonables que las del Gobierno;   fue una reacción social utilizando a los Sindicatos como la vehiculización de sus demandas.  Pero eminentemente fue una huelga sindical, hecha por muchos trabajadores y trabajadoras que dieron un día de su salario no sólo para decirle al gobierno: "así no"; sino que también fue un acto de solidaridad con los jóvenes y con los desempleados que para protestar de su situación no pueden ejercer el derecho constitucional a la huelga. 

Resulta cómico ó patético según se mire,  como los medios de comunicación del ámbito de la derecha recogen la masiva asistencia a las manifestaciones.   Cuando mienten tan descaradamente y cuando siguen atacando al movimiento sindical, no cabe otra interpretación, que las movilizaciones les están haciendo daño.

Y ahora ¿qué?

Los Sindicatos hemos iniciado una hoja de ruta que tenemos que seguir para ir sumando y contrarrestar de esa forma la política económica del Gobierno e impidir a través de las movilizaciones que sigan recortando.   
Hay que seguir reivindicando en el campo político la celebración de un "Referendun" para legitimar las políticas del Gobierno, ya que todas estas medidas no las contemplaba el programa del PP, o decía todo lo contrario.   Tenemos que seguir construyendo en Europa a través de la CES un discurso y una movilización sindical de caracter europeo.   Tenemos que seguir sumando a través de la "cumbre social" con organizaciones sociales que unan sus reivindicaciones a las sindicales.    Y cómo me temo que esto va para largo las movilizaciones han de ser imaginativas y no abusar de las convocatorias de huelgas que merman el poder adquisitivo de los trabajadores.    No obstante el futuro nos irá marcando el campo de juego.

Desde FETE agradecemos el seguimiento de la huelga en el sector de la enseñanza.   Muchos compañeros hartos de la situación han secundado la huelga de los Sindicatos Confederales dándole la espalda a los Sindicatos corporativos que no la secundaron, según ellos, por ser política.

Y para acabar quisiera decir que yo participé en piquetes toda la noche y por la mañana,  fueron piquetes con mucha  gente cuya presencia informaba a los ciudadanos de la necesidad de la huelga.  Sin embargo quiero dejar claro que rechazo la violencia informativa; las pintadas en tiendas particulares pequeñas;  ... 

jueves, 8 de noviembre de 2012

YO VOY A LA HUELGA EL 14 N

Yo voy a la huelga el 14 N, formaré parte de los piquetes informativos y acudiré a la manifestación.  Sé que a muchos os parecerá  un método anticuado, incluso peligroso o que secundándola  estoy tirando el dinero. Lo digo porque se me dijo en alguna reunión.   Sin embargo yo sigo creyendo que la unión de todos hace la fuerza, creo en la solidaridad y cuando ningunean el diálogo social, no nos queda otra acción que la huelga. Ante una agresión tan desmedida la contestación tiene que ser acorde.

A mí,  no me han convencido desde el Gobierno del PP.  Yo sigo creyendo que no tienen razón y que hay otra forma de salir de la crisis.  Nos intentan convencer que la huelga es nefasta para el país.  ¿para qué país? porque para muchos ciudadanos ya está siendo nefasta, y si ellos se ven afectados "que se ..."

Es una huelga que supera el ámbito sectorial de la educación.  Las medidas que nos exigen desde Europa y Alemania no funcionan, como lo demuestra la situación por la que está pasando un alumno tan aplicado como Grecia.  Cada cierto tiempo los ciudadanos griegos sufren los recortes impuestos y su situación económica va a peor.  ¿Ese es el futuro que nos espera en España?.

Es verdad que se está cumpliendo con el objetivo del deficit, pero a costa de una caída brutal del consumo, un aumento del paro sin precedentes, el desmantelamiento de la sociedad del bienestar y un aumento de la inflación que tiene una alta repercusión en las rentas de la mayoría de la sociedad. 

Es una huelga "constitucional";  "solidaria";  "necesaria" y convocada por "dignidad".

La convocamos como ciudadanos por los recortes en la educación y en la sanidad;   recortes que están afectando a la cohesión y a la equidad social.  La convocamos también como empleados públicos, por la pérdida del poder adquisitivo (recortes en nuestros salarios y pérdida de la paga extraordinaria); y como trabajadores en el sector privado porque es imposible cerrar los convenios colectivos ya que el empresariado está a la espera de aplicar la normativa que desregula la negociación y de aplicar la reforma laboral.  Y nos afecta como profesores por el empeoramiento de las condiciones laborales y retributivas a que nos vemos sometidos.

Es una "huelga política" porque la convocamos en contra de una determinada política económica que hace un Gobierno.  Pero también es un hecho político el no convocarla  porque defiende la política del PP y manifiesta una sumisión ante el Gobierno.

jueves, 1 de noviembre de 2012

EL NO CONVOCAR LA HUELGA DEL 14 ES UN ACTO DE SUMISIÓN POLITICA

El pasado día 30 de noviembre más del 40% de los consejeros/as pertenecientes al pleno del Consejo Escolar Estatal  lo abandonamos porque dos sindicatos nos pidieron al resto de organizaciones sindicales y sociales "solidaridad "ya que no le habían admitido los informes alternativos que habían presentado por no ser "respetuosos" y porque no tenían la "objetividad" necesaria.  No consideraban respetuosos términos como "contrarreforma, métodos autoritarios franquistas, una reforma laboral dañina y salvaje" ... y si era la posición de unos sindicatos como podemos entender el término objetividad, eran informes que se someterían a votación. 

La forma de proceder prepotente del Presidente del CEE sigue la línea de su maestro, el Ministro WERT.  El mayor órgano de participación de la comunidad educativa queda desprestigiado y el informe emitido está devaluado, ya que un numeroso colectivo perteneciente a sindicatos, alumnos, padres, administración local ... no estábamos presentes en el momento del debate y de la votación.

El CEE había conseguido un prestigio año a año y los trabajos que realizaba eran tenidos en cuenta por todos aquellos interesados en la educación de nuestro país.  En menos de un año, el Gobierno del PP ha conseguido que un órgano donde el debate se desarrollaba  a través del consenso y si fuese necesario a través del juego democrático de las mayorías y minorías; se haya convertido en un campo de confrontación.   Esperamos desde UGT que con el pretexto del aumento del tiempo para el debate de la ley y cuando el Ministerio elabore el borrador definitivo de dicha ley, vuelva el Presidente a convocar un pleno extraordinario para emitir el informe, y esta vez sin cortapisas para nadie.

Este hecho eleva un poco más la conflictividad en el sector educativo.   No nos dejan otro campo de juego que la movilización.  Nos recortan los presupuestos educativos,  nos empeoran las condiciones laborales, nos merman nuestro poder adquisitivo y sobre todo están poniendo las bases para acabar con la equidad y con la cohesión social que habíamos conseguido;  pretenden lanzarnos hacia una educación diferenciada según el estracto social al que pertenezcas.  Los recortes educativos lo sufren sobre todo el alumnado que mas necesitan de apoyos, refuerzos y ayudas para realizar un aprendizaje que le vaya preparando para su inserción en la sociedad y en el mundo laboral.

La educación no es un sector que viva al margen de los problemas que tienen otros colectivos.  La educación sufre también las consecuencias de la política de recortes generalizados al que nos está sometiendo el Gobierno del PPp ara llegar a ese nuevo "dios" de los mercados que es "el control del déficit público".  Eso sí llegaremos en el 2015 al 3% del déficit pero sin derechos, más empobrecidos ... y esperando que la economía dispunte sino ¿qué pasará?.  Si debemos fijarnos en unos alumnos aplicados como Grecia y Portugal, observamos que a unos recortes se le aplican nuevos recortes ... y el paro sigue aumentando, y las cifras económicas cada vez van a peor.

No podemos ser sumisos, no tienen razón, están equivocados.  Hay otras formas de salir de la crisis.  Por ello UGT junto a otras organizaciones sindicales y con el apoyo de la cumbre social convocamos la huelga del 14 de Noviembre, que es la materialización en España de un día reivindicativo en todo Europa.

Es una huelga constitucional y solidaria ya que los problemas que afectan al país los padecen los trabajadores/as.  Sólo el 1% de las familias con un alto poder adquisitivo está protegido ante la crisis.  Por tanto el 14N tiene que ser un acto solidario y reivindicativo para exigir un cambio de rumbo en la política económica.  Es verdad que se está cumpliendo con el objetivo del déficit público;  pero a costa de una caída brutal del consumo, del aumento del paro, de la pérdida de las prestaciones sociales, de un aumento de la inflación que tiene una repercusión en las rentas de la mayoría de la sociedad.

Terminamos de enterarnos que otro requisito para cumplir con el déficit exigido es que el Gobierno va a dar manga ancha a las Administraciones y con la nueva normativa posibilitará el despido de los empleados públicos (igual que en Portugal y Grecia).  Han manifestado, también,  responsables del Gobierno que van a modificar el Acuerdo que UGT,CCOO,CEOE habíamos firmado con el Gobierno anterior para el mantenimiento de las pensiones.   Quieren acabar (modificar, reducir ...?) con las jubilaciones anticipadas.

Como ciudadano, como trabajador, como profesor hay motivos más que suficiente para secundar la huelga del 14 N.   Evidentemente, una huelga general es una huelga política;  pero también es un acto de sumisión político el no convocarla.  En este sentido organizaciones como CSIF, ANPE, FSIE le dan la espalda a los ciudadanos que representan y se someten a las directivas políticas del PP.