viernes, 11 de mayo de 2012

En Educación movilizaciones imaginativas y no excluyentes.

El programa de "actualización  de estabilidad económica para el periodo 2012-2015" que presentó el Gobierno en Bruselas junto al "programa nacional de reformas", constituyen la presentación de la política económica del Gobierno para los próximos cuatro años.  Resulta paradógico que los recortes educativos ya no sean de tres mil millones de euros como se anunció, sino que en el documento enviado a Bruselas aparece la cifra de cuatro mil millones, es decir 1000 millones de euros más sin ninguna explicación.   Sorprende estas cifras cuando en plena crisis de "Bankia" el gobierno nacionaliza dicha entidad para hacerse cargo de los desmanes que hizo Bankia (antigua Caja de Madrid y Bancaja) con el ladrillazo.  
Este documento recoge madidas añadidas al R/D, 14/2012, tales como.  recionalización de la incapacidad temporal en el régimen de MUFACE que incluirá merma en las retribuciones;  limitación del número de empleados públicos;   supresión de la paga extraordinaria de antiguedad;   nuevo sistema de selección del profesorado;   modificación de los temarios de Bachillerato y modificación de los Programas de Cualificación Inicial.
Estas medidas que el colectivo docente intuye pero desconoce como van a desarrollarse, hay que añadirlas a las ya conocidas de aumento del horario lectivo y del número de alumnos por clase, así como la falta de profesores para cubrir las bajas y la disminución de nuestros salarios. 
Aunque parecen propuestas presentadas exclusivamente para cumplir con las exigencias presupuestarias de Alemania, suponen ir, poco a poco, encajando las piezas de un puzle educativo que responde a un modelo educativo cercano a la filosofía de la antigua LOCE.  Para ellos no es importante disminuir los presupuestos educativos.  En su concepción, la enseñanza concertada les resulta más barata y está asentada en los grandes núcleos úrbanos, por tanto en vez de ayudar al que lo necesita en grupos heterogéneos y diversos dejan una red para dónde  no llegue la otra.
Desde FETE venimos planteando a la comunidad educativa que debemos mantener una "movilización sostenida en el tiempo".  Una movilización imaginativa que no sólo se base en convocatorias de huelgas (aunque necesarias)   que lo único que suponen es un desgaste para el profesorado y por supuesto aumentar las cajas de la Administración.  Movilizaciones que las AMPAS entiendan, compartan y apoyen.  Propuestas que  defiendan a la escuela Pública en positivo como un modelo que necesita los recursos necesarios para mantener la igualdad de oportunidades, que sea integradora e intercultural, y que conciba la coeducación como la mejor forma de ir construyendo una sociedad más igual.   Una escuela que no rebaje las exigencias, ni los objetivos educativos aunque esté ubicada en entornos socioeconómicos desfavorables.
En nuestras propuestas tienen cabida todos los trabajadores/as de la enseñanza concertada que están siendo sometidos a condiciones laborales extremas y que realizan un trabajo donde sus creencias e ideología tienen que esconderla sino quieren perder su puesto de trabajo.  Compañeros/as que están afiliados/as a organizaciones sindicales contrarias a las que apoyan y potencian la propia patronal y que defienden una concertada, complementaria, pero que no excluyan alumnado, que el ideario sea plurar y que reivindican condiciones laborales dignas.   Tenemos que diferenciar lo que representa la patronal de la enseñanza privada de los trabajadores/as, y a estos hay que incluirlos en las movilizaciones en defensa de una mejor educación e impartida en mejores condiciones laborales.