miércoles, 1 de febrero de 2012

Las propuestas del Ministro de Educación

En su comparecencia en las cortes el Ministro fue desgranando su programa para estos cuatro años.  Lo primero que se me ocurre al escucharlo es que aquellos que creen que las ideologías han muerto, o que todos los partidos son iguales, se equivocan.   La intervención del Ministro estuvo cargada de ideología, fundamentó sus aseveraciones con datos que fuera de contextos distorsionan la realidad.  De esta forma justificó la modificación del 4º de la ESO para acabar con el paro juvenil (40%) como si la escuala fuese la reponsable de la tasa de paro juvenil y no la economía ni las decisiones políticas.  Culpabilizó al profesorado del fracaso escolar, como si el ambiente familiar y cultural de los alumnos no tuviese nada que ver, y de esta forma justifica el modificar el ingreso para buscar a los mejores profesores. Cambia la asignatura de Educación para la Ciudadanía, según él por temas controvertidos y por el adoctrinamiento.  Los temas controvertidos supongo que serán porque reflexiona sobre el tipo de familia, sobre una sociedad más igual y porque fomenta el respeto a la diversidad. Y decir que esta asignatura adoctrina es dudar de la profesionalidad del profesorado.  Implanta tres años de Bachillerato (modificando la ESO) haciendo elegir al alumnado el camino a seguir un año antes. Si aumentase hacia los 19 años no tendría este problema.
Plantea una gestión de los centros más profesional,  ¿externaliza la dirección, crea el cuerpo de directores?.  Impondrá la especialización curricular de los centros (reivindicación de los privados para seleccionar al alumnado). Se implantarán pruebas externas para la eaboración de rankings de centros.
Escuchando al Ministro me recordaba las intervenciones de la Consejera de Educación de Madrid, comunidad que fue utilizada por el PP como modelo a seguir en educación.