miércoles, 25 de enero de 2012

Acuerdo social entre UGT,CCOO,CEOE para tres años de vigencia.

En UGT se desarrolló un intenso debate sobre la viabilidad de firmar un Acurdo entre los agentes sociales, en un contexto social y económico complicado. Soy consciente que el Acuerdo tiene lagunas pero mi intervención en el Comité fue favorable.
No podemos obviar que para los años 2012 y 2013 se contempla un periódo de recesión económica difíciles para la viabilidad de muchas empresas y sin acuerdos vigentes dejamos desprotegidos a los trabajadores.  Támpoco podemos olvidar las aspiraciones de parte de la sociedad (y de parte de la CEOE y del propio Gobierno) de acabar cn la interlocución sindical, y por tanto dejar a los trabajadores sin un marco referencial de convenio colectivo. El Acuerdo hay que contextualizarlo en este momento histórico, con un Gobierno deseoso de legislar siguiendo las directrices de la CEOE y con una presión social para que los Sindicatos ayudemos a salir de la crisis.
Es un Acuerdo que no va a crear empleo, para eso las empresas necesitan liquidez; pero en un Acuerdo que puede ayudar a no destruirlo, ya que a través de la interlocución sindical, se les da de una serie de instrumentos (flexibilidad, laboral, moderación salarial, organización del tiempo de trabajo ...) antes de llegar a la destrucción del empleo. 
Mantiene la estructura de la negociación colectiva sectorial ó autonómica pudiéndose adaptar a la empresa con consentimiento de los Sindicatos, y hace una apuesta por la moderación salarial, pero contemplando subidas moderadas para los tres próximos años con una revisión salarial en el 2014.  Para los empleados públicos puede ser un aliciente sindical que el campo privado contemple subidas salariales cuando a nosotros nos rebajan el sueldo un 5% y para el 2012 nos congelan el salario.
El Acuerdo es para mantener la negociación colectiva y los salarios para los próximos tres años, pero seguimos oponiéndonos a la reforma laboral y al abaratamiento del despido.