domingo, 16 de octubre de 2011

Sindicalismo y 15 M

Los movimientos sociales, sindicales y el 15 M estamos obligados a entendernos porque perseguimos los mismos objetivos.   Quizás los métodos y estrategias son diferentes pero ambos reivindicamos un mayor protagonismos de los políticos frente a los mercados, y estos a su vez deben actuar mas cercanos a los ciudadanos/as y elegidos en listas abiertas (así tampoco abría esa lucha esteril por el puesto en las listas); buscamos unas relaciones laborales más justas y una estabilidad en el empleo.
El día 15 de octubre yo fui a la manifestación convocada por el 15 M.   Considero que toda movilización social pacífica orientada a elevar la voz para que paguen la crisis los causantes de ella, es una obligación de los ciudadanos/as.
Los sindicalistas de este país creo que tenemos que estar ahí.   Pero también los activistas del 15 M han de ser consciente que el sindicalismo es la representación democrática de los trabajadores/as de las empresas y que estamos legitimados porque la representación la obtenemos participando en las elecciones sindicales.  Y sería bueno que para sumar las reivindicaciones de los trabajadores/as junto a quienes los representan estuvieran en estas movilizaciones.