jueves, 27 de octubre de 2011

Europa ante la crisis.

Me sorprendió un dato que conocí en referencia a la c umbre de Europa el día 26 de Octubre, hacía referencia al descenso de los ingresos por parte de los Estados entre los años 2007 y 2009.    España en este tiempo perdió 7 puntos cuando la media europea está en una pérdida de 1.5 puntos.   La crisis económica en nuestro país se centró en el sector inmobiliario y en estos momentos en la falta de liquidez de muchas de las pequeñas y medianas empresas que no obtienen el crédito necesario para seguir produciendo.   Los casi cinco millones de desempleados pertenecían a empresas que no les puede mantener los puestos de trabajo pero también no pagan al Estado vía impuestos.  Sólo con estos datos parece justificado qué donde se debe influir es no sólo ajustando el gasto de las diferentes administraciones en base a una buena y austera gestión, si no sobre todo en como aumentamos los in gresos.  Y para ello parece necesario e imprescindible acometer una reforma de la fiscalidad de forma progresiva y proporcional.   En situaciones de crisis y ante la afirmación de que la educación y la sanidad pública son muy caras, es cuando la derecha encuentra el ambiente social necesario para adelgazar los espacios públicas y darle cabida a los espacios privados.  Mantengo que aumentar los presupuestos en educación es la mejor inversión social que un Gobierno puede hacer y que los retos que tenemos por delante no cabe una disminución de los presupuestos educativos.   En el año 2020 se necesitarán 3 millones más de titulados en FP para entrar en el mundo laboral, o dicho de otro modo el 50% de los puestos de trabajo necesitarán titulaciones medias.   En sanidad la seguridad social nos cuesta al año 1400 euros a cada español,  no me parece excesivo si lo comparo con el resto de Europa y veo la calidad que tiene nuestro sistema sanitario.