martes, 20 de julio de 2010

La educación y las movilizaciones siguen en el punto de mira al cierre del curso escolar

A lo largo de estos días de final de curso estoy participando en varios eventos organizados por la UGT y por la FETE, siguiendo la línea marcada por la CEF de compatibilizar la acción sindical y la defensa de los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza con la recuperación de nuestra historia, vinculándola con la reflexión en el campo metodológico y pedagógico.
Con este ánimo celebramos el I Encuentro de Literatura y Educación, en el que rendimos homenaje a la escritora Ana María Matute por toda una vida dedicada a la literatura, durante el mismo, el Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, le otorgó el Premio Lorenzo Luzuriaga de esta disciplina.
Pensamos en Ana María Matute porque sus creaciones infantiles contemplan el mundo de la fantasía con un gran lirismo, pero a su vez, plasma hechos reales, no exentos de compromiso social.
Además, en este encuentro participaron 150 docentes con el objetivo de adquirir nuevas destrezas y métodos relacionados con la redacción y la literatura.
Del 8 al 10 de julio participé en la IV Escuela de Mujeres que la UGT celebró en Lugo, en mi intervención insistí en la importancia de impulsar este tipo de iniciativas.
Así mismo valoré los resultados del convenio de colaboración que estamos desarrollando con el Ministerio de Igualdad, este acuerdo nos permite organizar talleres, con resultados muy positivos. Hemos contado con la participación de más de 3.000 alumnos y 200 profesores.
Posteriormente, los días 15 y 16, estuve en la Escuela de Extremadura, donde debatimos sobre las consecuencias de no conseguir poner en marcha el Pacto educativo y sobre cómo las diferentes leyes autonómicas de desarrollo de la LOE van vertebrando la educación de este país.
Es cierto que nuestra prioridad como sindicato es convencer a los ciudadanos y ciudadanas de este país para que participen en la campaña de movilizaciones que UGT y CCOO hemos convocado, para impedir que la crisis económica recaiga sobre los trabajadores. Además consideramos que para ajustar las cuentas, el Gobierno debe incidir más en los ingresos que en los gastos del Estado.
Aun así, FETE-UGT seguirá realizando actos educativos durante este mes.