lunes, 5 de octubre de 2009

Invertir hoy en las y los docentes es construir un futuro mejor

Con este lema celebramos la presente edición del Día Mundial del Docente, con el propósito de reconocer el valor de las y los docentes y su importancia para cambiar el rumbo del contexto económico financiero de crisis mundial en que nos hayamos inmersos, apoyándonos en el valor de la educación y la formación, es decir en el capital humano como pilar imprescindible.

Y, reflexionando acerca de los maestros, no podía dejar de mostrar cierta satisfacción por cuanto hemos avanzado y cierto desconsuelo por cuanto nos queda por recorrer. La educación mundial, como la vida misma está llena de desigualdades. Un derecho como éste es un sueño, incluso inalcanzable, para muchos niños y niñas en todo el mundo…y además, una vez alcanzado, no siempre se ejerce y se recibe en libertad.

Nuestra propia historia y la historia de FETE-UGT son un claro ejemplo de ello. Conmemoramos nuestro 75 aniversario celebrando el avance de la educación en nuestro país, sin embargo, no hace falta más que retroceder unos años, a la época de la Dictadura y observar las represalias sufridas por maestros e intelectuales, para poder hacernos una idea de lo que aun hoy sucede en el mundo.

La falta de libertad y de recursos se convierten en un lastre demasiado pesado para el futuro de la educación, obstáculo contra el que debemos luchar con todas las herramientas de que disponemos, puesto que una vez superado no debemos conformarnos con mantener el barco a flote, sino de navegar con rumbo firme.